Una canción de mala muerte

by Rafael Berrio

/
  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.

    PAGADOS DIRECTAMENTE A RAFAEL BERRIO
    Purchasable with gift card

      €13 EUR  or more

     

  • Compact Disc (CD) + Digital Album

    CD original en stock. Año 1996.

    Includes unlimited streaming of Una canción de mala muerte via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.
    ships out within 3 days
    5 remaining

      €13 EUR or more 

     

1.
Angel de los locos de amor si estás escuchando allí en tu cielo distante las plegarias de un amante si llegaran a esos pagos el clamor el sol de un resplandor ¿no mostraría a los ojos el color de tu semblante? y esa gloria de luz constante ¿no calmaría entonces, de las penas el rigor? sangre de los locos de amor. Angel de los locos de amor ángel del mal de amores y sobre todo ángel de la ausencia pues nadie nota tu presencia qué terrible herida hará obtener de tí algún favor si no sientes el dolor ni el dolor terrenal constante ni la íntima violencia ángel de la indiferencia anverso y reverso de un mismo fervor sangre de los locos de amor. Angel de los locos de amor ¿Qué hay de toda esa gente incurable de quereres? tantos amaneceres y un solo corazón en cada pecho; no hay licor suficiente alrededor para acabar con la memoria siempre triste de los placeres y distraer de las mujeres la hermosa imagen de la furia, la contienda y el rencor sangre de los locos de amor. Angel de los locos de amor ¿por qué insisten las campanas que parten la noche en dos mitades en agolpar las soledades? si a estas horas están los que aman ya repletos de dolor ¿o son redobles de tambor? redobles que siempre oigo en el balcón de las ciudades tambaleen las verdades –conmigo– como todos los que nada esperan, también yo estoy armado de valor sangre de los locos de amor. Angel de los locos de amor ángel de los locos de amor.
2.
Incluso cuando llegas con los ojos llorosos y esa rota vocecita haciendo quiebros mimosos incluso cuando luces tu vestido más ajado tú eres la reina, no lo he olvidado no importa que aparezcas con el labio partido ni las firmas dedicadas de tu brazo en cabestrillo incluso esas lagunas que bañan tu memoria donde se hunden todos los pecados de ayer. Son privilegios tuyos son privilegios tuyos son privilegios tuyos son privilegios tuyos. Es fácil perdonarte cuando dices que lo sientes porque estas treguas momentáneas nos ponen calientes no importa que malgastes el dinero que no tengo he dicho que eres la reina y aquí lo mantengo y en tus próximos intentos de suicidio recuerda que acaso sólo olvides mientras duermas porque el hábito del sueño no es malo para nadie seguro que eso piensan los vecinos también. –Despertarás mañana de mal humor –Mi amor siempre despierta de mal humor. Son privilegios tuyos no importa que a los puños seas tú quien ha perdido pues de mi propia conciencia ya recibo mi castigo. Iñaki Berrio/ Rafael Berrio
3.
De nada sirve hacerse viejo ni hoy saber más que ayer si nunca podré comprender que la rosa que cortejo es apenas el reflejo de otra rosa inalcanzable que nada es bajo el sol probable no más el que duerme que el sueño y soy aún así el dueño de una fe inquebrantable. Fe como lenguas de fuego pero sólo en las manos cenizas fe puesta entera en las trizas de otro día propicio al sosiego cortar la rosa es el juego y no me paran cercados de alambre no sabré sino hurgar el enjambre tumultuoso y feroz de la vida y no la tomaré con medida esto es algo que se lleva en la sangre. Yo tengo un corazón empeñado en latir y seguir latiendo embriagado por su propio estruendo dando tumbos de lado a lado sin otra suerte que obrar al dictado también yo quiero lo que a él se le antoja si son flores le pido la roja para llevarla en mi pecho prendida pero un hombre a menudo se olvida que esa flor pronto se deshoja. Otros hombres rigen en mí : no traigo de ellos templanza ni tino sino la triste costumbre del vino que consiste en decir siempre sí sufro de los que no conocí penuria de honda raigambre pues siento que estoy muerto de hambre cuando tengo a mi lado una hermosa no sabré renunciar a esa rosa eso es algo que se lleva en la sangre.
4.
No condena ni salva no enseña el camino que acorta ni espera ni pierde la calma y está escrito que además no importa es solamente una canción de mala muerte. La escribió el autor para el olvido que es otra forma de la memoria y más abrigado destino que el indiscreto mirar de la gloria es solamente una canción de mala muerte. No se baila en las pistas ni en verbena popular alguna no escala un puesto en las listas ni se demora más de lo que dura es solamente una canción de mala muerte. Que no vista las galas del raso porque acaso sean su mortaja: no en vano la ley del fracaso asegura que aquello que sube, baja es solamente una canción de mala muerte. Tuve la suerte de conocerte el amor es fácil contigo luego digo lo que digo.
5.
Si tienes quince años y pretendes escapar con eso basta y sobra para hacerlo podrías irte antes de que estas luces de ciudad se apaguen para siempre sin remedio podrías cambiar tu nombre por otro que suene mejor acabar con tu linaje de una vez por todas apuntarías en un cuaderno un nuevo código de honor pero siempre en verso, nunca en prosa. Quién lo impide quién lo impide quién lo impide: nadie lo impide. Tomarías el camino que corre lejos del arcén el que toman aquellos que no se arrepienten podrías ver en las cosas cosas que antes no podías ver y aún despierto serías un hombre que duerme pasarían las estaciones y olvidarías hablar olvidarías incluso tu propio recuerdo inspirado en el valiente con su misma dignidad como quien corta una rosa podrías fundirte al suelo. Pero uno nunca se decide un hombre nunca se decide. Y sin embargo: Quién lo impide quién lo impide quién lo impide: Nadie lo impide
6.
Y ahora que están al fin vencidos, sentados frente a frente, ¿quién de los dos se atreverá a romper el silencio que los envuelve? Ella abisma la mirada en el suelo y él en sus ojos, alma adentro. Con la esperanza del reencuentro. Con la esperanza del reencuentro. ¿Sabrán repetir después las palabras que se dicen los amantes, y ponerlas en los labios como nunca dichas antes? El mundo encierran y el cielo pertenece a quien las diga. Por eso cuestan la vida. Por eso cuestan la vida. Somos siempre principiantes. Somos siempre principiantes y el amor no acaba. Duras penas: Eso nos depara. Porque nadie sabe nada de su propio amor. He aquí los prisioneros de la eterna ceremonia Qué incomprensibles parecen sus leyes, qué lejos queda en la memoria que un día fui portador de ese fuego y frecuenté estos mismos reservados donde amé y a veces fui amado. Pero el tiempo vuela y no se hará esperar la hora triste que les separa. Tal vez el tiempo les dé también la costumbre de una misma cama. Los tranquilos jardines del tedio, o el infierno del hastío. No trae otra cosa el río. No trae otra cosa el río. Somos siempre principiantes...
7.
Corazón 03:51
Corazón sé joven y nunca escarmientes es cierto que a menudo la gente que te nombra miente cierro los ojos y obedezco sólo a tu impulso escucho tu tam tam y apuesto fuerte por tu buen gusto. Corazón sé siempre virgen y haz callar a mi mente cuando te aconseja que hemos de ser prudentes ella qué puede saber del dolor y el fracaso sigue adelante y no la hagas caso quiero que la balanza se incline hacia tí deja latir a mi corazón deja latir a mi corazón con la emoción de los que olvidan vivir. Corazón sé loco y a la vez prueba a ser paciente no escuches esa voz que insolente grita detente palpitando a solas rompiendo en dos mi pecho que se ha convertido en tu encierro y tu techo. Corazón sé siempre niño y no tengas pasado hay otro corazón furioso esperando en el bar de al lado ella qué puede saber del dolor y el fracaso sigue adelante y no la hagas caso quiero que la balanza se incline hacia tí deja latir a mi corazón deja latir a mi corazón con la emoción de los que olvidan vivir. Iñaki Berrio
8.
Al viento 06:00
Quiere tu falda plisada volar y a los hombres mostrar la rosa blanca que guarda el secreto profundo el centro mismo del mundo: el tierno confín de tu espalda Y en tus muslos menudos se viene a enredar, no quería mirar pero qué lindos desnudos. para mis ojos obscenos son dos mimbres morenos que ha puesto el viento en apuros. Quiere tu falda plisada volar... al viento Y mirando a hurtadillas y sin parar de reir la consigues ceñir al dorso de tus rodillas pero da un nuevo respingo y claramente distingo un rubor en tus blancas mejillas. Oh, cándido malva del cielo y jazmín de un secreto jardín que recobra la calma todo lo has sido, muchacha. Y tu juventud es la racha de viento que asola mi alma.
9.
Libres 04:14
Que nadie vaya a abandonar el siglo, perder el ansia de vivir. Que nadie pacte una paz consigo y mucho menos hacerla cumplir. Que nadie intente redimir su alma sin antes perder el sentido aprecio la calma pero no la pido de qué me voy a arrepentir. Si la derrota nos hace libres la caída nos hace libres la culpa nos hace libres el olvido nos hace libres si hemos nacido para ser libres de qué te vas a arrepentir. Admiro las decisiones firmes pero no las quiero yo tomar elegir entre ser libre o no ser libre no lo dejaría en manos de mi propia voluntad. Todo el mundo debería sufrir culpa y nunca será suficiente un saludo desde aquí a toda esa gente que no quiere escarmentar. Si la derrota nos hace libres la caída nos hace libres la culpa nos hace libres el olvido nos hace libres si hemos nacido para ser libres de qué te vas a arrepentir.
10.
Hace menos de seis horas tú me odiabas y ahora dices que te engancha mi perfil y eso no es vivir. El beso de un amante puede ser largo y sin embargo parecer fugaz esto es verdad. Cuando decimos que nos queremos nosotros cruzamos los dedos por no mentir palabra de honor. Pero si un día amaneciera claro a nadie le gusta ser desdichado esto es así no hay discusión, la canción del ahora sí, ahora no. En sueños he llegado a amarte tanto y al despertarme y verte junto a mí prefiero no seguir un abrazo emocionado es suficiente cuando mientes declarándote a tu amor eso lo digo yo. Los meses infieles y los placeres que dispersan en mil mujeres nuestro amor no traen dolor pero acortan ya los días tanto y es tan dulce el letargo para dos he ahí una buena razón la canción del ahora sí, ahora no. Y te acuerdas de la historia del poeta que fingía amar sin sospechar que amaba de verdad son sus versos los que un día nos unieran y hoy nos condenan por un capricho cruel si son leídos del revés. Cuando me besas tiernamente yo disimulo y miro al frente y he notado que lo haces tú también respóndeme sinceramente ¿ves tú lo mismo en frente que veo yo o es una ilusión? la canción del ahora sí, ahora no.
11.
No me habléis del fin de semana ahora que estoy delicado del fin de semana pasado que me echaron de La Iguana. Porque he decidido vivir después que ordene el revuelo entre mi cama y el suelo y así que me pasen los días. Burlando las melodías y tantos coros de sirenas si algo me corre en las venas que sepa que lo voy a cumplir. Diréis que me acobardo pero la calle te pone aprensivo y mientras un hombre esté vivo debiera ponerse al resguardo. Estará la semana aún en ciernes y yo en mis cuarteles de invierno hasta que pase el infierno lejos de la furia del viernes. Del sábado me harta el emblema este capricho de ingleses para mí que nos lacra los meses no hay un día que no los tema. Dormiría un sueño profundo hasta que el sábado caiga pues nada espero que traiga el día más vulgar del mundo. Si no es al fin la mañana secreta y algún domingo la estreno pero puesto en pie y sereno pido una dicha discreta. No le falta al domingo su encanto esa paz que recuerda a la muerte nada que anhelar y por suerte no tiene remedio entretanto. Estará la semana aún en ciernes y yo en mis cuarteles de invierno hasta que pase el infierno lejos de la furia del viernes.
12.
Por transgredir por vulnerar por infringir por conculcar por el simple juego de pedir y dar por quebrantar por omitir por esquivar por incumplir y otras cosas que hay que oír he sido expulsado del jardín. He sido expulsado del jardín he sido expulsado del jardín. Por incurrir por promover por desistir por soler ser por la dulce siesta en el laurel por declinar por sucumbir y al parecer por balbucir por negar a veces y otras asentir he sido expulsado del jardín. He sido expulsado del jardín he sido expulsado del jardín.
13.
¿No has sentido con los años que por nosotros han pasado el deseo de ceder y rendirte a la calma? ¿de entregarte en cuerpo y alma al sueño y nunca más ser despertado? uno se llega a cumplir la treintena como un alma en pena que al fin recupera su cuerpo perdido entre escombros y ha de soportar en los hombros el grave peso de ser quien no quisiera. Podemos por suerte o desgracia contar cómo acaba pero ninguno de nosotros resultó ileso hoy se afronta el regreso destemplados bajo el triste sol del alba –sólo una cosa nos salva– nosotros no fuimos el mismo nadie bordeó ningún abismo por eso estas graves y hondas heridas que fueron también de ese sueño traídas otro sueño más dulce se las llevará consigo. No volverán estos bronces a brillar como entonces cuando miraban el final de las calles vacías ahora nos traen esos días el eco interminable de sus noches –dónde estarán esas noches– dónde estarán los compañeros que con nosotros compartieron la nata sucia al menos de las barras sus voces, sus nombres, sus caras tarde o temprano quedarán borradas del recuerdo. Miremos Sonia mientras tanto cómo el río va pasando ahora que la tarde enfría el bullir de destellos acaso asomen aquellos tesoros que en el fondo van quedando. Si es verdad que todas las cosas son una como en la alta noche la luna procuremos Sonia alcanzar la calma para aprender a contemplarla sin un solo anhelo, sin fe, sin pasión ninguna.

about

Letra y música por Rafael Berrio,
excepto: Números: 2, 7 y 10, compuestos por:
Iñaki Berrio/Rafael Berrio.

Rafael Berrio: voz y guitarra; Enrique Cámara: Bajo. Iñaki de Lucas: batería; José luis Lanzagorta: teclados; Paúl Zubillaga: guitarras.

credits

released April 30, 1996

Año 1996. Sello: Galerna. Donostia.
Grabado en el Estudio De Lucas
por Ignacio de Lucas.
Asistente: Alberto Sánchez.
Este álbum fue publicado gracias a la generosa
participación ejecutiva de Diego Vasallo.

license

all rights reserved

tags

about

Rafael Berrio San Sebastián, Spain

contact / help

Contact Rafael Berrio

Streaming and
Download help

Redeem code

Report this album or account

If you like Rafael Berrio, you may also like: