Amor a traición

by Rafael Berrio

/
  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.

    PAGADOS DIRECTAMENTE A RAFAEL BERRIO
    Purchasable with gift card

      €8 EUR  or more

     

1.
Ya sé que tú estás celosa tú te crees que yo he cambiado pero yo te juro que esos celos son infundados tú te imaginas más de la cuenta estás dolida y me parece normal alégrate si me odias, si me desprecias alégrate porque todo me ha ido mal. Me estuve moviendo por las zonas que están de moda y quedé deslumbrado por el brillo de esas drogas y por las luces de ciudad. Pero vengo arrepentido para decirte que te quiero díle a tus padres que me quedo en estas calles que llevo dentro te juro que esta vez es cierto. No pienso bajar más al centro. No pienso bajar más al centro. No pienso bajar más al centro de la ciudad porque es aquí donde mejor me encuentro. ¿No ves que sigo siendo el mismo? Dame otra oportunidad. Voy a casa a cambiarme, sólo acabo de llegar. Quiero colgar para siempre este traje en el armario y saludar a mi vieja y a los demás. Yo sé que está desesperada, que tal vez no quiera verme. Fui un miserable, me odio con todo el alma. Lloraría si supiera llorar. Quiero acercarme a los billares. Saludar a los muchachos. Quiero decirles que he fracasado y que vengo derrotado. No tengo corazón y lo he de dar. Por la medalla que beso juro que he venido porque te quiero. Dile a tus padres que que me quedo en estas calles que llevo dentro Te juro que esta vez es cierto.
2.
Yo te llevo a una gran plaza en Salamanca sólo por verte al trasluz helado de los siete bajo cero castellanos y de la piedra dorada al latir. Pero también te he mostrado las mareas del francés mediodía sus peligrosas ciudades y villas besando las riberas por tí. Yo te obligo a conocer Lisboa fingiendo encontrarte en la Alfama mil veces revelada en los reflejos de un azulejo añil. Por verte en cada instante tan viva tan transformada y tan dormida la misma mujer distinta y cada nuevo día un paisaje diferente al de ayer. Yo te llevo y te adoro, yo te guío para enloquecer un momento por mantener este encantamiento atrapado en vano por fugaz. Cómo serás en las islas antillanas o en Nueva España entonces bajo tímidos o ardientes soles curiosa rosa de los vientos que amar Hay un raro amanecer inesperado que nos condena y nos salva cuando duermes con gracia sobre una terraza oriental. Por verte en cada instante tan viva tan transformada y tan dormida la misma mujer distinta y cada nuevo día un paisaje diferente al de ayer.
3.
Si la senda del olvido a tí te hace recordar algún pasado revuelto mientras ves barrer el bar; Si en tu cama están durmiendo tus propios restos mortales y el alcohol te ha hecho ver monstruos infernales. Cuando tus bolsillos estén más que vacíos, ninguna vieja cuenta que dejar a deber; cuando una preciosa de quince te haya traído líos, entonces sería mezquino echar a correr. Cuando no hay retirada entre aplausos, tu mejor gesto espléndido echado a perder. Cuando tus amigos no lo eran tanto, cuando el crédito te espera a primeros de mes. Cuando una cita te falla y ella llama para hablarte de él. Cuando el tiempo se vuelve canalla y la vida un circo cruel. No tienes por qué preocuparte, nadie baila solo con su desesperación. Siempre hay alguien a quien abrazarse, alguien que espera que le saquen a bailar en algún rincón.
4.
Acoge a un ser humano que estaba a punto de caer Acoge a un ser humano que no cree en lo que ve Acoge a un ser humano herido de gravedad Acoge a un ser humano que ha perdido su dignidad Acoge a un ser humano dale aquello que le puedas dar Acoge a un ser humano cuando la desolación Acoge a un ser humano que orgulloso pide perdón Acoge a un ser humano que surge de la confusión Acoge a un ser humano cuando el sueño de la enfermedad Acoge a un ser humano o acoge a un cuerpo astral Acoge a un ser humano que busca en calma la soledad Acoge a un ser humano cuando no se tenga en pie La, la, la, la, la La, la, la, la, la La, la, la, la, la La, la, la, la, la
5.
No te gustaría conocer a un hombre hecho a sí mismo yo era un crío avispado voceando el diario de mayor tirada y si estoy donde ahora estoy no es porque nadie me haya puesto a dedo cuando salí del metro vi Editoriales Yo en grandes letras rojas mi madre me dijo que hay quien camina por la línea acertada mientras otros disfrutan de una vida equivocada y se les nota en la mirada Y yo era solamente un crío tratando de dar sentido a un hombre hecho a sí mismo Yo me mantuve derecho estando al borde del abismo Tú eres la misma rubia que me sirvió el Ricard en el tugurio que llaman Bar Café Puente Internacional y ahora yo soy un arribista un santo evangelista buscando al mediodía un buen momento y una tía que tirarme podría quitarte la revista que tienes en tus manos de la cual soy accionista y podría enseñarte mis cuadros por qué no nos llamamos Y yo era solamente un crío tratando de dar sentido a un hombre hecho a sí mismo Yo me mantuve derecho estando al borde del abismo
6.
Jaime Gil de Biedma en la cama Veo a Jaime Gil de Biedma en la cama Jaime Gil de Biedma en la cama Jaime Gil de Biedma al fin Jaime Gil de Biedma en la cama Veo a Jaime Gil de Biedma en la cama Es Ramón Gómez de la Serna el que ahora habla Ramón Gómez de la Serna al fin
7.
Con la incomprensible voz que sólo un sueño puede descifrar te llama el amor por tu nombre Lo dice y queda en la memoria resonando al despertar te llama el amor por tu nombre Quién podrá pronunciarlo en los labios si todo lo nombra y lo dice Yo que vengo del sueño y lo traigo conmigo sé que tiene un sonido imposible Nombrará un corazón que guardo secreto en el mío y aun el otro que nos tiene a los dos Nombrará también el lento transcurso de la noche y al decirlo despertará del sueño que soy te llama el amor por tu nombre Agitará las quietas aguas del olvido en la oscuridad te llama el amor por tu nombre Dirá otros nombres y serán heridas que vuelven a sangrar te llama el amor por tu nombre Yo lo invoco en el viejo lenguaje del mundo y presiento su forma infinita Lo oigo correr a través de mis venas como otra sangre distinta en la mía Se mira el amor en los ojos que me sueñan despierto y en ellos veo los que amo yo Asomado al eterno reflejo de espejos que están enfrentados presiento la palabra que busco en esta canción te llama el amor por tu nombre
8.
Dulce limbo 02:31
No tengo vicios, no tengo virtudes. No tengo defectos, no tengo aptitudes. No tengo brazo, no tengo trabajo, perdí mi perro, perdí a mi mujer y perdí mis llaves. No tengo cama, no tengo pijama. No tengo penas, no tengo problemas, si alguien me diera tan sólo una pista yo nunca la despreciaría, nunca, nunca, porque No tengo nada de nada y creo sentirme bien Tengo mi alma en el dulce limbo y creo ser el mismo de ayer. No tengo delito, no tengo coartada. No tengo amante, no tengo amada. No tengo aficiones, no tengo ambiciones, porque, como ya he dicho antes, no tengo nada de nada. Esta es mi alma y éste es su deseo de calma. Estos son mis ojos y ésta es mi visión. Te digo que me siento afortunado hoy y francamente lo soy, porque No tengo nada de nada y creo sentirme bien Tengo mi alma en el dulce limbo y creo ser el mismo de ayer.
9.
La, la, la 04:45
Para cualquiera que quiera erradicar la ambición, crueldad, brutalidad, estupidez, la guerra de los hombres. Para cualquiera que quiera pactar en la eterna guerra entre Eva y Adán y resolver el conflicto de los nombres hay una canción sonando en un jukebox. Hay una mulata haciendo estriptis en el Apolo del barrio La Paz. Luego está la Reina de Rentería que guarda en el escote un puñal. Hay ocho o más mujeres fingiendo un orgasmo detrás del almacén; está la castradora de Londres, la dulce profesora de inglés. Hay un pequeño romance abrazado a un gran romance peleando en un rincón. Y hay una canción sonando en un jukebox. Cariño, yo también tengo problemas con el resto de la humanidad; recuerda que los seres primitivos no atendían por sus nombres, es verdad. Alguna gente cree que es un concepto superficial y vacío que lo mismo a hombres que a mujeres nos está formando un lío. Entre un camino de espinas y una senda de rosas atiende a tu corazón: hay una canción sonando en un jukebox. Hay un sex-shop de provincias en la calle Herrería, hay diez hombres en hilera de a dos. Se dice que los hombres sólo piensan en éso y a éso no le falta razón. En el Dragón Rojo, junto al tocador, hay un anuncio en el cristal: una hembra busca un macho de verdad, y lo quiere distinto a los demás. Hay una novia angelical con el labio partido vulgar como el amor, y hay una canción sonando en un jukebox. En la terapia de grupo que dirige Carmen Azcue se habla en torno a un café; hay dos señoritas yonquis y dos fulanas yonquis, me parece que va a llover. Una mujer se declara maltratada, renuncia a su vida conyugal; dos jovencitas se quejan de que no las hacen nada, el obrero es espiritual. Una conducta neurótica, que no erótica, no es siempre histerismo u obsesión. Y hay una canción sonando en un jukebox. Alguna gente sé que defiende el desnudo integral. Yo prefiero las ligas: estoy orgulloso de mi represión sexual. El gran pecado de Adán fue amontonar objetos a su alrededor, señalarlos con el dedo y ponerles nombre, algo que Eva no perdonó. En el umbral del paraíso, en el local de Abraham, hay barra libre hoy y hay una canción sonando en un jukebox.
10.
Escuchadme bien, compañeros, alegre línea de coros porque aún estamos todos reunidos por el licor Prestadme atención, compañeros camaradas, los del fondo los del sentimiento hondo que nadie pague, pago yo. Y oíd lo que os digo, compañeros advertid que el tiempo aplaca ayer pasé una infernal resaca y tuve una revelación: Es el principio de una buena racha, el principio de una buena racha, es el principio de una buena racha, os lo creáis o no. Para descifrar las señales, que en penumbra nos son dadas invertid vuestras miradas y descubrid el interior. Ved ahí que la miseria es fortuna vista al revés en un espejo sabed que sólo es el reflejo de las cosas que no lo son Y así, lo que hoy nos une, nos separa y hay un final feliz para cada final amargo nada espero y sin embargo tengo una firme convicción De que es el principio de una buena racha, el principio de una buena racha, es el principio de una buena racha, os lo creáis o no.
11.
Ella dormía a mi lado cada día sin saber que en su plácida belleza yo advertía la dulzura de su sueño, un sueño noble y profundo. Ella dormía a mi lado cada noche mientras yo la contemplaba en silencio cada noche, divertido por el roce de su pelo derramado. Y ahora mi sueño está quebrado por su ausencia, como lo estuvo muchas otras noches en vela sumido en un curioso estado por su simple hermosura. Pero, quién sabe, todo es sueño y todo sueño es transparente y frágil. Y el brazo desdichado que esta noche cae pesado hacia el vacío, no estará a su vez soñando, como un amante anestesiado que despierta y aún la abraza. Ella dormía a mi lado cada día como una bendición que yo no comprendía al romper el compromiso que todo hombre adquiere en sueños. Ella dormía a mi lado cada noche tras una ceremonia oficiada en estricto orden: primero su grave corazón sereno, latiendo como en mi mano. Yo podía despertarla con un beso pero no lo hacía, simplemente despertarla con un beso pero no lo hacía. Tampoco quiero despertarme yo; es aún afuera la vida Pero, quién sabe, todo es sueño y todo sueño es transparente y frágil. Y este corazón tan solo que hoy late dentro de mí no proviene de aquel otro corazón dormido.
12.
Si no camina por su propio pie cuando pone un pie en el vacío tal vez sea un ángel caído Te duele tanto cuando mira puedes sangrar si te pilla en frío tal vez sea un ángel caído Cuando habla lo hace en un idioma que nunca antes he oído tal vez sea un ángel caído La B es la R, la S es la M, y "Amor" es como un chirrido tal vez sea un ángel caído Lo prometido es lo prometido bueno tío ya te he oído tal vez sea un ángel caído Fijaos en sus hombros; no hay vacunas me gustaría verle el ombligo tal vez sea un ángel caído Amanecerías con ella a tu lado y lo haría cubierta de rocío tal vez sea un ángel caído No puedo creer lo que oigo música de Joaquín Rodrigo tal vez sea un ángel caído Estoy bastante caliente no necesito ningún abrigo tal vez sea un ángel caído Aquí viene, aquí viene, aquí viene, aquí viene, cuidado tíos tal vez sea un ángel caído Estaba enamorado Estaba enamorado Estaba enamorado Estaba enamorado y ahora estoy perdido tal vez sea un ángel caído

about

Grabado y mezclado en los estudios IZ de Amasa (Guipúzcoa). Enero de 1994.
Técnico de sonido: Kaki Arkarazo.
Diseño portada: Estudio Lanzagorta.
Fotografías por Isabel Azkárate.
Producido por Amor a Traición.
1994 GASA. (Time Warner Company)

credits

released January 1, 1994

Rafael Berrio: voz.
José Puerto: Guitarras.
Enrique Cámara: Bajo.
Iñaki de Lucas: Batería.
José Luis Lanzagorta: Piano y Hammond.

Joshemari Huarte: bajo en "No pienso bajar más al centro" y "Dulce Limbo".
Juan Ramón Etxeburua: Pandereta.
Joseba Gotxi: Teclado Hammond en "La senda del olvido" y "Acoge a un ser humano".
Mikel Valcarlos: Trompeta en "Jaime Gil de Biedma".
Sanchís y Jocano: Voces en "Ángel caído".
Josetxo Silguero: Saxo alto.
Satur Babón: Saxo tenor y barítono.
Juanan Díez: Arreglos de metal.
*
Gracias a Antxón Peón, Joshemari Huarte, Alberto Sánchez, Shanti Ugarte, Sanchís y Jocano, Iñigo Argomániz, Kaki Arkarazo, Paco Flores, Iñaki Berrio, Juanra Etxeburua, Alfonso Pérez, Bar El Muro, La Bodeguilla, La Gatera, La Taberna de Eguía, Bar Pokhara.

license

all rights reserved

tags

about

Rafael Berrio San Sebastián, Spain

contact / help

Contact Rafael Berrio

Streaming and
Download help

Redeem code

Report this album or account

If you like Rafael Berrio, you may also like: